escuelatximeleta@gmail.com | 652 094 609

Historia

Recorrido Histórico

  • Mikel e Irati, deciden crear una escuela

    Mikel e Irati se lanzaron en 2002 a crear una escuela para su hijo. Así empieza lo que más tarde sería Tximeleta. Desde entonces se ha ido construyendo al son de las familias que han ido formando parte de este proyecto tan vivo.

  • Los comienzos

    Los comienzos de Tximeleta son difíciles. Se parte de una línea de crianza reichiana y todos tienen un ideal claro, la autorregulación de los niños y las niñas, pero se encuentran con muchas dificultades a la hora de consensuar, concretar y llevar a la práctica este principio.

  • Tximeleta

    Tanto las madres y padres como la acompañante van teniendo contacto con otras escuelas de la península, recogen nuevas ideas y abandonan definitivamente la línea reichiana. Se adopta entonces el nombre de Tximeleta.

  • El proyecto se estabiliza

    Desde entonces, familias que van y vienen, contacto con otras ideas, prácticas y proyectos, reajustes de rumbo. La escuela cambia de ubicación. Desde 2007 se ubica en Etxarri fusionándose con otro proyecto.

    Creciente número de criaturas y edades que se estabiliza al cabo de pocos años, en torno a 40 de los 3 a los 12 años.

  • Los primeros niños y niñas salen al sistema

    En 2012 los primeros niños y niñas salen al sistema y a día de hoy ahí están para atestiguar que su paso por Tximeleta les permite vivir la realidad con otros ojos y otra sensibilidad y consciencia.

  • Ubicación actual

    En 2013 la escuela se traslada a la ubicación actual en Pamplona, y desde entonces sigue su evolución, se sigue avanzando hacia una mayor organización ante la creciente complejidad del proyecto, se da una mayor estructura al trabajo de la junta y las comisiones de trabajo. Todo ello acompañado de diferentes crisis de las que se procura aprender y crecer como colectivo.

  • Educar desde otro paradigma

    A veces es fácil saber lo que no queremos, pero educar desde otro paradigma que la mayoría no hemos vivido resulta complicado. En este mundo frenético, poner a las personas en el centro y conciliar cada individualidad es todo un reto. Todo esto y mucho más, forma parte de la historia y presente de Tximeleta. Un proyecto imperfecto en constante evolución y movimiento, como la vida misma.

  • Acompañar en consonancia a la esencia de cada uno y cada una

    Tximeleta, si puede resumirse en algo, es el resultado vivo de inconmensurables esfuerzos individuales y colectivos de bajar a tierra ideales, construyéndose dentro de los, a menudo, duros límites de la realidad de nuestro mundo y nuestras propias vivencias y mochilas. Tximeleta es la historia de familias inconformistas y sensibles que han intentado, apostado y trabajado por acompañar a sus hijos e hijas desde un lugar más sano y más en consonancia con la esencia y valor de cada uno y cada una.