Tximeleta es una experiencia educativa fruto del interés y la inquietud de un grupo de familias por dar a sus hijos la oportunidad de disfrutar de una experiencia educativa diferente y más plena.

Tximeleta está promovida, organizada y gestionada por las familias, y es ante todo una experiencia colectiva de aprendizaje y de descubrimiento de nuevas realidades y nuevas maneras de afrontar el hecho educativo. A lo largo de sus más de 10 años de trayectoria, Tximeleta como colectivo, junto educadores y niños, ha ido evolucionando y madurado respecto a lo que representa la construcción de un espacio de aprendizaje y convivencia, en el que tanto los niños como los adultos, pueden aprender y crecer de manera única y diferente, personal y colectivamente.

Tximeleta es una comunidad construida en base al dialogo y la escucha, el respeto a la diferencia y la diversidad, el consenso y la participación. Su filosofía educativa bebe directamente de la experiencia de diferentes escuelas libre de todo el mundo. Entre las principales referencias que han influenciado nuestra trayectoria podemos citar a Summerhill, el modelo del Pesta, del matrimonio Wild, en Ecuador, o el movimiento por la Educación Democrática, como modelo consolidado de experiencia educativa para un mundo democrático en el que el conocimiento y la participación son las bases vertebradoras de la sociedad de nuestra época.

Esto se traslada a nuestro espacio educativo con una propuesta cuyos principios se pueden resumir en los siguiente puntos: autonomía y auto-didactismo en el acceso al aprendizaje y al conocimiento, apoyado por los adultos y por un entorno preparado; la participación activa y directa de niños y adultos en la gestión del espacio educativo y en la resolución de problemas; una especial atención a las fortalezas y aptitudes de cada niño o joven en su camino por el aprendizaje; un profundo respeto a las derivas individuales, contrastado y compensado con la vivencia en un entorno comunitario con una rica interacción social apoyada en la participación y en la gestión colectiva del bien común; una especial atención al juego libre como recurso de aprendizaje primario en los niños; una propuesta variada de actividades, materias y espacios en los que poder desarrollar los intereses de cada cual; un entorno social y familiar que da sentido y coherencia a lo que pasa dentro con lo que pasa afuera.

Por trayectoria, tamaño y experiencia, Tximeleta se ha consolidado como una referencia en el campo de la educación libre a nivel del estado español, y sigue creciendo y madurando, con una visión abierta y con un espíritu de constante innovación en busca de seguir mejorando y evolucionando en su propuesta educativa.