El curso de Isabel Fuster fue todo un éxito tanto en  asistencia, como en lo personal. Isabel nos dio pautas para escuchar activamente, sin manipular, sin dirigir, sin cotillear, sin escaquearse, …, igualmente pudimos ver y practicar como mejorar la forma en que decimos las cosas para no contaminar la relación.

Los asistentes salimos cansados pero contentos, se puede añadir que Isabel incluso gana en las distancias cortas, así lo atestiguamos tanto el Equipo de Educadores de Tximeleta, que tuvo el privilegio de tener con ella una sesión en petit comité el Domingo, como la Comisión de Formación como sus anfitriones durante el fin de semana.

Un placer y ¡Hasta la próxima!, que esperamos sea pronto.