Malena y Jordi (ese gran hombre en la sombra) pasaron por Tximeleta de nuevo y nos dejaron mucho amor por las matemáticas,  mucha simpatía y unas palabras que a continuación os ponemos .

 

Construimos matemáticas en Tximeleta

Quizá no soy yo la persona que tendría que hacer la crónica de lo que hemos vivido este fin de semana, pero ¿por qué no? Al fin y al cabo necesito unas líneas para ofrecer mi reconocimiento a todas las personas que tan maravillosamente me han acompañado estos breves pero intensos días.

Han sido dos días de miradas cómplices, de sonrisas, de ricas comidas (koldo, seguro que en otra vida fuiste valenciano), de reflexión sobre lo que no nos gusta de este sistema educativo que sobrevuela nuestras vidas, de cómo sí queremos acompañar a los niños en su aventura de aprender (¡ay! Está tan claro el camino)

Y además hemos hecho matemáticas, las de verdad, las que siempre han movido al ser humano: las de disfrutar pensando, las del juego, la de los retos que nos motivan a ir más allá (gracias Antonio y Asier, por haberme dado la oportunidad de ser menos ignorante) las que tocamos con las manos, las que vemos con la mirada y  las que nos hacen vibrar muy adentro.

Y estábamos todos por igual, sin distinción; estudiantes, padres, madres, maestras, maestros, profesores y profesoras; de todos los lugares: de escuelas públicas, de colegios concertados, de proyectos educativos alternativos, de institutos de secundaria y de universidades; los que aman las matemáticas y los que las odian (bravo por darles una segunda oportunidad), ¿no es fantástico?

Todos juntos gracias a nuestros niños, ellos son los verdaderos protagonistas del curso. Sin ellos, yo no estaría escribiendo estas líneas ni tú las estarías leyendo.

Y no quiero acabar sin agradecer profunda y cariñosamente la atención tan exquisita que siempre recibimos en Tximeleta. No sólo hay una gran organización en todo lo que hacen sino que hay un increíble equipo humano que te hacen sentir como en casa. Eskerrik asko a todos, en especial a Lorena, Gemma y Julián, hacéis que nuestras  visitas a Tximeleta sean muy especiales.


Malena, Jordi,  eskerrik asko berriz etortzeagatik,

estamos desando que llegue noviembre para volver a teneros entre nosotros.